Blogia
Kunu

ARCO 2005

ARCO 2005 XXIV FERIA DE ARTE CONTEMPORÁNEO
El regreso de la pintura
Arco exhibe obra de más de 2.000 artistas en 291 galerías de 36 países
Arco compite con Miami por el mercado iberoamericano

Arranca la vigésima cuarta edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (del 10 al 14 de febrero) a pesar del cercano atentado terrorista en la mañana del día de su inauguración. A lo largo de 23.000 metros cuadrados, podrá verse y adquirirse obra de más de dos mil artistas en 291 galerías procedentes de 36 países: menos de un tercio son españolas. México es el primer país invitado de Iberoamérica y sus exposiciones de artes plásticas y actuaciones musicales han invadido toda la ciudad. El regreso de la pintura se consolida en esta edición de la feria: pintura abstracta y la influida por los medios de comunicación y la cultura audiovisual.

LA FRONTERA. Ningún muro detiene las ideas es el lema del cinturón de lonas que ciñe el perímetro de acceso a Ifema. Treinta y cinco imágenes seleccionadas del proyecto original Tijuana, la tercera Nación,la frontera más visitada del mundo con noventa millones de pases al año, pretenden iniciar una visita a un Arco en el que los problemas derivados de la migración y la intolerancia son su telón de fondo. A continuación, en el patio, los visitantes se toparán con el Proyecto Avión, el cuerpo de un DC-9 con un programac ontinuo de actividades: este chill out acogerá eventos de danza, actuaciones musicales y encuentros de arte y arquitectura. Para recuperar el optimismo sobre las posibilidades del intercambio cultural.

MÁS CONTEMPORÁNEA. En la feria, sigue habiendo obras de las vanguardias: pinturas de Joan Miró en la parisina Lelong, y piezas de Salvador Dalí, Óscar Domínguez, Jean Dubuffet, Marcel Duchamp, Wifredo Lam, Yves Tanguy, Roberto Matta y Francis Picabia en la Galerie 1900-2000, también con fotografías de Man Ray, Brassaï y Dora Maar. Excepcional, también es el conjunto de obras de Joaquín Torres-García, presentado por la neoyorquina Cecilia de Torres. Pero entran en el capítulo de rarezas. Que Arco tiene una vocación plenamente contemporánea lo demuestra que las galerías internacionales del pabellón 7 hayan traído principalmente a los clásicos pop.

La obra de Warhol puede verse en la moscovita Stella Art Gallery, junto a Lichtenstein, Jasper Johns y Gerhard Richter en la neoyorquina Peter Freeman. La irradiación del pop vuelve a ponerse de manifiesto en la galería neoyorquina Edward Tyler Nahem, con obra de Rauschenberg. Una importancia excepcional reviste la oferta de la galería alemana Barbara Gross, con varios lienzos de Leon Golub, fallecido el pasado año y uno de los pintores políticos más importantes de Estados Unidos. Sus temas -la violencia, el racismo, el crimen callejero- continúan inspirando a gran parte de artistas jóvenes, aunque generalmente se muestren más descreídos e irónicos. Como botón de muestra de la nutrida corriente de estilización política aquí presente, obras contundentes de El Perro y otros coetáneos en la galería Salvador Díaz.

Y MÁS POP. Un aire neopop impregna la feria. Los materiales de la cultura popular e incluso basura, la utilización exhaustiva del collage y el humor, el cromatismo brillante y desenfadado y las formas psiquedélicas se adaptan a grandes esculturas y fotografías, comol as últimas de Thomas Ruff, en Kunsthauser. Entre los referentes históricos de esta sensibilidad en nuestro país, destaca la reiterada presencia este año de obras de Luis Gordillo, en las galerías Siboney y Elvira González.

¿SÓLO PINTURA? La vuelta de la pintura, consolidada en este Arco, es bipolar. Por una parte, una corriente abstracta que investiga en materiales, soportes y técnicas: por ejemplo, en la galería Mark Müller se muestran las planchas de aluminio del suizo Reto Boller, que aplica una capa colorista de silicona con peculiar textura gelatinosa.Yhasta setenta capas de pintura traslúcida utiliza Robert Schaberl (galería Joseph Carpio), desplegando una gama de colores que varía ante el espectador.

Por otra, es el influjo de los medios de comunicación y la cultura audiovisual lo que se encuentra por doquier, utilizando cualquier técnica gráfica: dibujos, grafitis, cómics y anuncios publicitarios. Es decir, todos los subgéneros despreciados por la pintura son válidos para la experimentación.

Esto es lo que hay en el programa Painting Only,con cuatro galerías londinenses y artistas muy jóvenes. Y por extensión, en el programa Nuevos Territorios en el pabellón 9, con galerías irlandesas, canadienses, suecas y una buena representación del continente asiático, con obras procedentes de China, Tailandia, Corea y Japón.

MENSAJES. Pero el lenguaje internacional sigue siendo el inglés. Papeles, pinturas, fotografías, vídeos y esculturas: las imágenes que incorporan rótulos sobrepuestos con frases, eslóganes y largos párrafos son innumerables. La yuxtaposición de imágenes y texto es el formato de la televisión y la publicidad, la patria del imaginario de los artistas nacidos desde los años sesenta, que ya son mayoría en la feria y usan las palabras para ampliar la dimensión semántica de sus obras o simplemente como elemento constructivo. Para descansar de tanta imprecación, el diálogo interactivo con Dora Salazar en "Sí o No (La Esfinge)", presentado por Juana de Aizpuru en la sección Project Room.

LA CAJA NEGRA. Frente al cubo blanco como símbolo del espacio perfecto y puro de exhibición del arte moderno, la BlackBox@Arco, una estructura entelonada al final del pabellón 9, acoge treinta y dos pequeños contenedores con proyectos de otras tantas galerías que trabajan la denominación new media art.Algunas, ya con exclusividad, como la neoyorquina Bitforms y la austriaca GIMA.

Entre las españolas, destaca el vídeo tartamudeante A-DA-DA del coreano Sung UAM Kim, presentado por Moisés Pérez de Albéniz, el realizado en Busán por Jon Mikel Euba en el cubículo de Soledad Lorenzo y la doble exhibición en Metropolitana de Barcelona del colectivo Fakeshop, que ofrecen, en dos habitaciones contiguas, una performance en vivo y simultáneamente su registro en vídeo: el espectador elige qué prefiere mirar. Pero las nuevas tecnologías y los nuevos medios audiovisuales de creación pueden disfrutarse a lo largo de toda la feria. La tecnología digital empapa dibujos y fotografías y ya no es nada excepcional que las galerías muestren vídeos como una obra más. Entre los clásicos: Bill Viola (galería Haunch of Venison) y Nam June Paik (gal. Schüppenhauer). Y la programación se extiende en la ciudad, con ciclos de vídeos mexicanos en el Centro Nacional de Arte Reina Sofía, La Casa Encendida y el Centro Cultural Conde Duque.

ARCOLATINO. A pesar de las tres ediciones de Art Basel Miami, la feria española no está dispuesta a perder el mercado latinoamericano, cuyo negocio interno está bloqueado por la inestabilidad sociopolítica allá, pero que es muy rentable en el exterior. Este año, en total, hay cuarenta y cuatro galerías latinoamericanas. A las mexicanas, se suman otras procedentes del Caribe, con obra bastante más neobarroca y abigarrada, y varias salas de Brasil, que será país invitado en el 2007.

LAS DOS FRIDAS. En el espacio institucional Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México) se encuentra uno de los cuadros más importantes de México, Las dos Fridas,valorado en 10 millones de dólares y que se podrá ver por primera vez en España.

Además, la oferta de mexicanos va desde las fotografías de Manuel y Lola Álvarez Bravo, y otros históricos como Leonora Carrington, RufinoT amayo Gunther Gerszo y Francisco Toledo (en Galería de Arte Mexicano y en López Quiroga), a obras de las últimas hornadas, con Silvia Gruner, Yolanda Gutiérrez, Betsabeé Romero, en las galerías de Enrique Guerrero, Nina Menocal y Emma Molina, y otros muchos desconocidos hasta ahora en nuestro país, que de eso se trata. Y entre los mexicanizados, además de Francis Alÿs, obra de Santiago Sierra en el stand de la italiana Prometeo y también en Ángel Romero.

MÚSICA. Gracias al empuje mexicano, en esta feria de arte contemporáno hay un programa específico de música. Se trata de más de quince eventos, en Ifema y en distintas instituciones y salas de la ciudad. Varios combinan artes visuales, performance y música. El más rosa, Arte en plan travesti,en donde seis artistas (Álvaro Villarubia, Arakis, Manu Arregui, Gaüeca, Carlos Díez y Carles Congost) serán los disc-jockeys en la proyección de sus propios trabajos.

TODO ES NEGOCIO. México para ricos, o cultos, y también para la masa. El marketing no tiene fronteras. Y los anuncios televisivos del mes de México de esos grandes almaceneo es mera coincidencia. Como curiosidad, el espectador puede visitar los escaparates de su centro en la madrileña calle Princesa, con la recreación de las intervenciones realizadas en 1963 por artistas como César Manrique, Manuel Millares, Manuel Rivera, Gerardo Rueda, Eusebio Sempere y Pablo Serrano. Todo es sólo negocio y las previsiones de ventas de este año en el marcado artístico son más que optimistas.

MADRID INVADIDO. La comunidad mexicana se está visibilizando en las multitudinarias inauguraciones de más de una decena de exposiciones de artes plásticas, y varios programas de cine, como resultado de la implicación de la mayoría de las instituciones.

Y además: Nuevas castas, en la galería de Fernando Pradilla, Miguel Ventura en el Ojo Atómico, el homenaje al 12M de Jorge Ismael Rodríguez en el Centro de Arte Moderno y una visita imprescindible a la galería de Elba Benítez, con el excepcional trabajo de la belga Chantal Ackerman sobre la frontera mexicana.

La Vanguardia
ROCÍO DE LA VILLA - 10/02/2005
Madrid. Servicio especial
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres